Edificio de apartamentos en madera contralaminada

Categories: , , ,

Contexto

Este edificio de apartamentos en madera contralaminada ocupa hoy un lugar que -como tantos en la ciudad- aguardaba que el trascurso del tiempo volviera a darle una oportunidad. El suelo partía de una situación singular en su entorno inmediato, al tratarse de un espacio enquistado en el centro histórico por su dificultad de gestión urbanística.

El solar inicial es fruto de una agregación parcelaria, con la condición impuesta desde la Delegación de Cultura de reflejar en alzado la existencia de dos parcelas distintas. Con unas dimensiones de 17’80 de ancho por un fondo medio de 7’30 m, estaba fuertemente condicionado por la diferente naturaleza de las tres medianerías, con diferentes niveles de consolidación y desplomes.

IMG_9702-9

Solución arquitectónica

El gesto inicial del proyecto recoge la intención del Promotor de completar un programa de dos apartamentos por planta. El portal queda centrado, permitiendo la distribución de circulaciones e instalaciones por el eje del edificio –que actúa como una espina dorsal- minimizando su recorrido y aislando los ruidos del ascensor. Dos pozos de luz iluminan y ventilan simultáneamente escalera, baños y salones, y actúan como chimeneas térmicas que contribuyen a la mejor ventilación cruzada de apartamentos y escalera. Este esquema-director es muy simple, pero a la vez muy eficaz.

La fachada -con 32º de orientación suroeste- hace virtud de la rigidez compositiva impuesta desde el Plan de Protección del Centro Histórico, ordenando una trama de huecos verticales, haciéndose eco de las dos parcelas iniciales mediante el cromatismo y el diferente diseño de los huecos.

Concepto constructivo

El edificio se construye como un ‘mueble’ exento de paneles de madera, separado de las medianeras mediante cámaras de aire de espesor variable, ventiladas para un mejor mantenimiento de la madera. Se apoya sobre un sistema de muretes a partir de cimentación, para garantizar una mejor protección de las placas-pared en su arranque.

Para aprovechar la ventaja de la orientación predominante sur, la propuesta hace énfasis en la eficiencia energética: alzado sur protegido mediante mallorquinas deslizantes, patios para regular la ventilación cruzada, adopción de un sistema de aislamiento térmico exterior SATE para producir una envolvente continua sin puentes térmicos, tabiquería y suelo flotante a modo de caja dentro de caja que garantiza la protección a fuego de la estructura de madera.

El concepto singular de la envolvente se completa con la adopción de una estructura de paneles contralaminados, que resuelve a la vez el esqueleto y el cascarón de nuestro edificio, ya que por las luces estructurales no son necesarios paneles intermedios. Este sistema ha supuesto una reducción de más de un 50% en el plazo de una obra de estas características entre medianeras y en el Centro Histórico. Adicionalmente, ha permitido construir minimizando puentes térmicos y acústicos, ahorrando energía por utilización de madera –que es un excelente aislante térmico natural.

 

Diseño e integración ambiental

En interiorismo hemos apostado por la utilización de un código de colores para diferenciar las plantas y favorecer la orientación de los usuarios, unificando la gama cromática de paredes y alicatados en interiores y zonas comunes. El tablero de madera de fibras prensadas OSB se constituye en leit motiv de todo el diseño como revestimiento de paredes singulares, para evocar el papel que la madera juega en la estructura del edificio.

Las medianeras vecinas se han tratado utilizando motivos de cielo para minimizar el impacto visual de los grandes paños de cemento, en un modesto homenaje a la pintora sevillana Carmen Laffón y su instalación “Parra en otoño” para la remodelación de Palacio de San Telmo -sede del Parlamento Andaluz.

This slideshow requires JavaScript.

Sostenibilidad

La obra se ha completado en un plazo récord de 7 meses, dentro de los costes establecidos en el estudio de viabilidad inicial. Una Constructora comprometida y un equipo técnico volcado en un férreo control de ejecución y seguimiento económico han hecho posible afrontar el reto con éxito.

Desde la humildad de este proyecto hemos defendido un modo de construir más respetuoso tanto con el medio ambiente como con el entorno inmediato: obra rápida, limpia, seca y silenciosa, en buena medida reciclable o reutilizable; ahorro de agua de un 90% con respecto a un edificio equivalente construido con hormigón armado; uso de la madera como garante de sostenibilidad. Sólo la estructura de madera CLT supone una reducción de las emisiones de CO2 a medio ambiente en unas 270 toneladas. El ahorro energético es hasta un 400% mayor con respecto a soluciones estructurales de hormigón o acero. La madera está libre de compuestos orgánicos volátiles y formaldeídos, y procede de explotaciones sostenibles con sello PEFC. Se trata de un sistema que se utiliza desde hace muchos años con gran éxito en Europa para edificios públicos y privados, y sin embargo nuestro caso se trata del primer edificio de esta naturaleza en Andalucía.

Durante el proceso de construcción se llevó a cabo un Análisis de Ciclo de Vida (ACV) del inmueble por el Departamento de Ingeniería Mecánica y Construcción de la Universidad Jaume I de Castellón, en colaboración con la Universidad de Granada, con conclusiones muy favorables sobre la idoneidad de la solución de madera para envolvente térmica en clima templado. Especialmente interesante resultaron las conclusiones respecto a la baja repercusión del transporte de la madera en el conjunto de la evaluación, ya que el impacto se compensa con creces por el beneficio ambiental del CO2 embebido en la estructura.

Si tenemos en cuenta que el 30% de las emisiones globales de CO2 y el 40% del consumo global de recursos en Europa se deben a la actividad del sector de la construcción, podemos hacernos una idea de la importancia que el nuevo paradigma de la sostenibilidad tiene para nuestro futuro. Los tiempos evolucionan, y no debemos seguir construyendo edificios como en el siglo XIX. Es necesario el compromiso de la industria de la construcción para encontrar nuevas fórmulas competitivas, que resuelvan las necesidades de la sociedad actual a costes económicos –y ambientales- asumibles.

IMG_0064-20_Adam Toth

 

 

A la terminación de la estructura se llevó a cabo un evento que bautizamos como “Flamenco Sostenible”, en colaboración con la escuela de danza Carmen de las Cuevas. Entre gran expectación una pareja de bailaores taconearon sobre el tablao de nuestros forjados, haciendo posible por un día el maridaje entre danza y madera.

otros

Credits:

  • Cliente:Fundación Benéfica Anticáncer San Francisco Javier y Santa Cándida
  • Arquitectos:Luis Llopis y Eva Chacón
  • Arquitecto técnico:Cristina Llopis
  • Equipo de proyecto:Miguel Dumont, Leticia Aranda (arquitectos); Agatha Mróz, Alejandro Peñalver (estudiantes)
  • Consultoría de estructura:Miguel R. Nevado
  • Consultoría de instalaciones:Ábaco Ingenieros
  • Consultoría de acústica:Susana Arines (ISANOR Acústica)
  • Estudio geotécnico:CEMOSA Ingeniería y Control
  • Estudio arqueológico:Loreto Gallegos
  • Fotografía:Ádám Tóth, Liina Agur
  • Dirección de Obra:Luis Llopis y Eva Chacón
  • Dirección de Ejecución:Cristina Llopis
  • Coordinación de Seguridad y Salud:Cristina Llopis
  • Empresa constructora:INVESIA Construcción y Servicios
  • Jefe de Obra:Javier Chica Pulido
  • Localización:Calle Cuenca (Granada)
  • Año:2015
  • Superficie:470 m2

Related projects

Para darte un servicio más personalizado utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar